Tuberculosis


Un problema sanitario actual

FUENTE:OMS/ Fundación Huésped / www.msal.gob.ar

Los últimos datos nacionales indican que en el país existen casi 10.000 casos. La Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires concentran casi la mitad de los casos a nivel país, de una enfermedad curable y prevenible.

La Tuberculosis una enfermedad infectocontagiosa crónica producida por el bacilo de Koch, que se localiza generalmente en el pulmón, aunque puede afectar otros órganos.

Hace 137 años, en 1882, el doctor Robert Koch descubrió el Mycobacterium tuberculosis (también llamado Bacilo de Koch), la bacteria que causa la enfermedad. Sólo en los Estados Unidos y Europa (de donde se tenían registros) esta enfermedad era la responsable de la muerte de 1 de cada 7 personas.

En Argentina durante el 2018 se notificaron 9.635 casos de Tuberculosis (0.32% menos que en 2017), y la mayoría se dio en personas de entre 20 y 44 años, de las cuales fallecieron 297 (7.61% más que en 2017), según datos de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud.

En lo social, es una enfermedad que históricamente se la ha relacionado a condiciones de pobreza. Sin embargo, esta frontera se ha traspasado, ya que se ha evidenciado que existe un marcado crecimiento en grandes centros urbanos y en personas de buena posición económica. La Tuberculosis (TB), enfermedad conocida desde los tiempos de Hipócrates (llamada también Tisis), y que algunos años atrás los médicos consideraban que se convertiría en un recuerdo, la realidad indica que se vuelva a poner el interés a esta patología, con el incremento que a nivel mundial ha vuelto a presentar; y no sólo en los países del Tercer Mundo, en los que esta "enfermedad de los pobres" siempre estuvo presente, y de forma relevante en muchos de ellos, sino también en los países desarrollados del llamado Primer Mundo.

Este crecimiento de la tuberculosis, no sólo en la Argentina sino en todo el mundo, se evidencia en sus estadísticas: se trata de la novena causa de muerte en el mundo y la primera causa de muerte por enfermedades infecciosas.

Existen dos tipos de Tuberculosis: la pulmonar, que es la más frecuente y contagiosa, la cual representa alrededor del 80 al 85% del total de los casos; y la extrapulmonar, que afecta a otros órganos fuera del pulmón, como la pleura, ganglios, aparato genitourinario, columna, etc.


¿Cómo se contagia?

La tuberculosis se contagia cuando una persona sana tiene contacto cercano diario durante mucho tiempo con otra persona que tiene la enfermedad y no está en tratamiento. Si esa persona tiene una tuberculosis en sus pulmones, al toser, estornudar o hablar, elimina las bacterias de la tuberculosis, que quedan suspendidas en el aire y al ser inhaladas por otra persona, esta puede contagiarse. La tuberculosis no se contagia a través del contacto con objetos.

¿Qué puedo hacer para prevenir la tuberculosis?

La mejor manera de prevenir la tuberculosis, es que todos aquellos que están enfermos tomen la medicación antituberculosa en forma adecuada y hasta completar la duración del tratamiento. Una persona que presente tuberculosis y realiza el tratamiento deja de contagiar a partir de las dos semanas de empezado el mismo. La vacuna BCG solo previene las formas graves de tuberculosis como la meningitis tuberculosa, pero no se ha demostrado que sea eficaz para prevenir la tuberculosis pulmonar. Si Ud o alguien en su familia están en contacto cercano, varias horas por día, con un paciente que tiene tuberculosis, consulte en un centro de salud, donde le informaran si es necesario que realicen algún tipo de control.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes que pueden hacer sospechar la presencia de tuberculosis?

-Tos severa de tres o más semanas de duración.
- Fiebre de muchos días de duración.
-Expectoración con sangre.
-Descenso de peso involuntario.
-Inapetencia.
-Debilidad o fatiga.
-Sudoración nocturna.

La detección temprana es una de las principales herramientas para combatir esta enfermedad, tanto el diagnóstico como el tratamiento de la tuberculosis son gratuitos en todos los centros de salud y hospitales públicos de nuestro país.
¿Hay algún tratamiento para la tuberculosis?

Si. La tuberculosis se cura si el paciente se diagnostica oportunamente y toma los medicamentos regularmente durante todo el tiempo indicado, que generalmente es de 6 meses, aunque según el tipo de caso, puede requerirse un tratamiento más largo. Tanto el diagnóstico como el tratamiento son gratuitos en toda la República Argentina.

¿Qué puede hacer si usted o alguien en su familia están enfermos de tuberculosis o creen que pueden estarlo?

Una vez iniciado el tratamiento de la persona con diagnóstico de Tuberculosis es muy importante registrar y evaluar los contactos que viven o tienen relación con ella por más de 4 horas diarias, controlando si presentan o no sintomatología, si están vacunados o no y, de no estarlo y ser menores de 6 años y no contar con documentación de vacunación y/o con cicatriz, deberán vacunarse con BCG para poder iniciar la correcta quimioprofilaxis, tratamiento que dura aproximadamente 6 meses.

Vacunación

Garantizar la cobertura de la vacuna BCG .En relación a la vacuna, es eficaz para prevenir la diseminación hematógena de la primoinfección con el M. tuberculosis, pero no evita la infección por M. tuberculosis. Es una estrategia de prevención de las formas graves de tuberculosis (meningitis, miliar), que pueden ocurrir tras una infección primaria, especialmente en niños. Debe aplicarse en el recién nacido, antes de que le den el alta en la maternidad o, en su defecto, durante la primera semana de vida. Los niños no vacunados en la maternidad, con esquemas atrasados, recibirán una dosis hasta la edad de 6 años inclusive. No es necesario administrar esta vacuna en niños mayores de 6 años que no hubieran sido vacunados oportunamente.En la Argentina, el Calendario Nacional de Vacunación contempla de manera obligatoria la vacuna BCG, que se aplica a recién nacidos previo a su egreso de la maternidad para proteger de las formas graves de tuberculosis (por ejemplo, meningitis u osteomielitis).

Diagnóstico de Tuberculosis

El diagnostico de la Tuberculosis se puede realizar a través de la bacteriología (baciloscopia), radiología, reacción de PPD (va a mostrar infección, aunque no enfermedad) y otras técnicas de laboratorio. Luego, la mayoría de los pacientes se cura en un periodo de seis meses o más de acuerdo a la categoría de la enfermedad si reciben tratamiento y lo cumplen de manera adecuada, preferentemente mediante esquemas de TAES (Tratamiento Estrictamente Supervisado) o TDO (Tratamiento Directamente Observado).

Tuberculosis y VIH

Otro problema muy importante es la coinfección de la tuberculosis con el VIH. Aquellas personas que ya tienen una infección por el VIH tienen mayor riesgo de contraer tuberculosis, ya que su sistema inmunitario se encuentra disminuido. En este sentido, las personas con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) tienen entre 20 y 30 veces más probabilidades de enfermar de tuberculosis. A nivel mundial, aproximadamente un tercio de las muertes de personas con VIH fueron causadas por esta infección. Durante 2016 en la Argentina se notificaron 648 casos de coinfección VIH-TB, lo que constituye una tasa a 1,49 personas por cada 100 mil habitantes.
Los objetivos de la campaña de difusión de este año es lograr que la tasa de éxito del tratamiento sea mayor al 85%, pero en la actualidad apenas se llega al 50%. Por eso, es fundamental la importancia en la información que reciba el paciente y toda la comunidad. En este contexto, la Argentina adhiere a la campaña "Ya es hora" y a la propuesta de la OMS / OPS de "Poner fin a la tuberculosis de aquí al 2035"

Fuente: OMS/ Fundación Huésped / www.msal.gob.ar